Degolló a su mamá y a su abuela "porque Dios se lo pidió"

Fue en Junín. El asesino, de 27 años, fue detenido y se encuentra a la espera de que le practiquen estudios psiquiátricos, ya que padece de esquizofrenia.

.

Una mujer y su madre fueron degolladas en su casa de Junín y fue detenido el hijo de una de las víctimas acusado de cometer el doble femicidio. El sospechoso, de 27 años, quedó internado en el hospital y en las próximas horas será sometido a una serie de estudios psiquiátricos para evaluar su estado de salud mental.

Los asesinatos ocurrieron por la madrugada del sábado en una vivienda de la calle Rivadavia al 1000, donde vivía el joven, Jonathan Casazza, junto a su mamá, Rosana Casazza, y su abuela, Marta Beatriz De Thomas.

La Policía descubrió el crimen porque encontraron a Jonathan con la ropa ensangrentada y con rasguños en varias partes del cuerpo en una estación de servicio a donde había ido a comprar cigarrillos cerca de las cinco de la mañana. Mientras el empleado del negocio daba aviso al 911, el joven rompió la vidriera de un local cerrado y se robó una bicicleta.

Finalmente, el sospechoso fue interceptado por un agente en la calle y le preguntó lo qué había sucedido. "Maté a mi madre y a mi abuela. Dios me mandó a hacerlo", le contestó el sospechoso que inmediatamente fue detenido.

Jonathan Casazza será sometido a una serie de estudios psiquiátricos para evaluar su estado de salud mental y, llegado el caso, si es imputable.
Jonathan Casazza será sometido a una serie de estudios psiquiátricos para evaluar su estado de salud mental y, llegado el caso, si es imputable.

Dentro de la casa de Jonathan, los policías encontraron el cuerpo de la madre sobre una cama, con un corte profundo en el cuello. La abuela fue asesinada en la cocina, también con una herida profunda en el cuello y otras lesiones menores en el resto del cuerpo que ocurrieron porque aparentemente intentó defenderse.

Por último, los investigadores encontraron una cuchilla de cocina ensangrentada, que sería el arma del crimen y fue secuestrada para ser sometida a los estudios correspondientes.

Cuando comenzó a investigarse sobre la familia, vecinos comentaron a la Policía que tanto el joven como su madre eran esquizofrénicos y que si bien él había estado internado en un centro de psiquiatría, en los últimos tiempos sólo realizaba un tratamiento ambulatorio.

Tras ser detenido, fuentes judiciales indicaron que "no se encontraba en condiciones de declarar" ante el fiscal de la causa, Esteban Pedernera, que dispuso su internación en el área de psiquiatría del Hospital Interzonal de Agudos juninense.

729 Puntos de vista